Fuente: Avaaz.org

Sería difícil inventarse algo como esto. La terrible industria minera australiana, famosa por su irresponsabilidad, tiene un nuevo plan. Mientras el planeta se enfrenta a las catástrofes del cambio climático, ellos quieren construir el complejo carbonero más grande del mundo y ponerlo a andar estableciendo una ruta de navegación hasta dicho puerto, atravesando uno de nuestros más valiosos tesoros ecológicos: la Gran Barrera de Coral.

Esta es una pésima idea que tendrá consecuencias devastadoras. El grupo inversionista Aurizon respalda el proyecto, pero están empezando a dudarlo. Nosotros podríamos ser la oleada final que logre tirarlos por la borda y ¡hundir el proyecto! Uno de los futuros mayores financiadores incluso ha donado a causas medioambientales.

Si durante los próximos días un millón de personas expresamos nuestro total rechazo a este inaudito plan minero, podemos contribuir a que Aurizon retire su financiación e incluso persuadir al Primer Ministro de Australia a que intervenga. Nuestra comunidad está hecha para estas luchas — ¡alcemos nuestras voces en defensa del medio ambiente y el sentido común!