Fuente: Censat.

¡¡¡ALTO A LA REPRESIÓN EN EL PERÚ!!!
¡¡¡NO A LA IMPOSICIÓN VIOLENTA DE PROYECTOS MINEROS!!!

Cuando en el año 2011, Ollanta Humala asume la presidencia del Perú con el apoyo de varios sectores sociales, populares, campesinos e indígenas, se abre una posibilidad para el hermano país de caminar hacia un nuevo acuerdo nacional que supere las políticas neoliberales a las que había estado sumido, y que habían acrecentado brutalmente las desigualdades estructurales económicas, sociales y territoriales; y que a través de la violencia había despojado a los campesinos e indígenas de la posibilidad de vivir en condiciones dignas. En ese momento, el plan de gobierno de Ollanta Humala representaba la oportunidad de desmontar las prácticas y lógicas históricas de la estructura política del Perú, ancladas durante las últimas décadas a un ejercicio represivo, de violaciones de derechos humanos y de crímenes de lesa humanidad, se presentaba una propuesta nacional de soberanía popular que abría la esperanza de construir otro modelo productivo, otra política y otro Estado para [email protected] los [email protected]

Vemos sin embargo, como el actual gobierno de Ollanta Humala ha decidido imponer por la fuerza el proyecto CONGA de la empresa minera Yanacocha S.A., ubicada en el departamento de Cajamarca, que explotará la mina de oro a cielo abierto más grande de América Latina. Como mostró la Marcha en Defensa del Agua de febrero de este año, este proyecto ha sido rechazado por importantes sectores de la población local y del país en general . Organizaciones de todo el país se oponen al proyecto minero porque este amenaza con contaminar fuentes de agua y constituirse en un nuevo acuerdo con las empresas transnacionales. En efecto, el proyecto se ubica en las cabeceras de cinco cuencas hidrográficas, y significaría la eminente destrucción de lagunas que alimentan todo un ecosistema. Pese a ello, dando continuidad al proyecto neoliberal y extractivista de las últimas décadas, el gobierno peruano ha decidido hacer uso del aparato estatal-institucional y represor para defender los intereses de la empresa transnacional Yanacocha, en contra de la voluntad de la población de Cajamarca que demanda que la reproducción de la vida, a través del agua, sea prioritaria y no la extracción de oro para beneficio de intereses anti populares y transnacionales.

El saldo de este accionar violento del gobierno peruano ha significado en estos dos días de movilizaciones, dos muertos, más de 150 heridos y alrededor de 60 dirigentes sociales detenidos.

Nosotras, nosotros haciéndonos eco de una lucha que también es nuestra porque creemos en la construcción de una América Latina no capitalista y estamos [email protected] de que nuestros Estados no pueden seguir reprimiendo brutalmente a quienes nos oponemos al modelo productivo, de desarrollo y civilizatorio hegemónico, exigimos al gobierno peruano:

– ¡¡¡el cese de la violencia y represión!!!
– ¡¡¡el respeto de los derechos humanos de la población civil, campesina, indígena, popular que legítimamente defiende su derecho a decidir sobre el desarrollo que quiere!!!
– ¡¡¡la liberación inmediata de las autoridades y dirigentes sociales de Espinar!!!
– ¡¡¡justicia para los dos muertos y sus familias!!!
– ¡¡¡la anulación del contrato con la minera Yanacocha y suspensión definitiva del proyecto Conga!!
– ¡¡¡la consulta previa, libre, informada, y transparente para las poblaciones locales!!!

Firmamos:

Asamblea de Mujeres Populares y Diversas del Ecuador
Ñawpa
Alberto Acosta, ex-presidente de la Asamblea Constituyente de Ecuador

PD: Si quieren firmar como organización o personas individuales por favor enviar a alesantillana(at)hotmail.com

Artículo anteriorCorte Constitucional admite demanda contra decreto de 2011 que creó ANLA.
Artículo siguienteDocumental: Yasuní: el Buen Vivir.