Archivo de la categoría: Parques Naturales

Comunicado U’wa: Hoy Lloramos la Condena de la Desaparición de Nuestro Zizuma

comunicado

Cubará, Boyacá 22 de marzo del 2016
COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL

HOY LLORAMOS LA CONDENA DE LA DESAPARICIÓN DE NUESTRO ZIZUMA.

La Nacion U´wa informa que en reunión sostenida el pasado 20 de marzo del 2016, en el municipio del cocuy, entre Autoridades Gubernamentales, Ambientales, órganos de veeduría y sectores campesinos e indígenas en ánimos de llegar a unas conclusiones favorables para la protección y salvaguarda del nevado Zizuma y la voluntad política y administrativa de entendimiento colectivo para este fin. Donde la exigencia del pueblo U ́wa y campesino fue:

1. Suspensión temporal del turismo en Zizuma, mientras se construya el diagnóstico del Parque Nacional Natural el Cocuy, diagnostico que se realizara a través de algunas universidades públicas y el financiamiento por parques Nacionales.

2. Cumplimiento de los acuerdos del 01 de mayo y 06 de Junio del 2014, firmado entre el Gobierno Nacional y la Nación U ́wa, donde se acoró entre otras cosas el saneamiento total del resguardo unido U ́wa y la no Coadministración con parques Nacionales de Colombia.

3. Declaración del parque Nacional natural el cocuy como área de interés cultural, espiritual y vital para la Nación U ́wa y los habitantes de Colombia. Sitio que debe regirse y respetar los principios y normas culturales de la nación U ́wa

4. La nación U ́wa ve con gran preocupación la desaparición de nuestro santuario ZIZUMA por la intervención del turismo, la negligencia de las instituciones y autoridades ambientales violando, desconociendo la normatividad ambiental, como lo expuesto en el Principio de Precaución, consagrado en el Derecho Interno e Internacional como un principio rector y proteccionista del medio ambiente, que tiene por fin orientar la conducta de todo agente a prevenir o evitar daños, graves e irreversibles, al medio ambiente.

5. Denunciamos públicamente lo expresado por el Gobernador de Boyacá – Carlos Amaya, donde dice que si no se retira el bloqueo en el parque el cocuy tomara acciones con las Autoridades de la fuerza pública, Ayer en horas de la tarde la Policía Nacional inspeccionó el área de concentración de la guardia U ́wa y sector campesino.

6. La acción colectiva pacifica de la Nación U ́wa continuara en los Puntos estratégicos del Parque el Cocuy, para la garantía del cumplimiento de los acuerdos. Exigimos el respeto a l consagrado por el Convenio 169 de la OIT, donde se reconoce y protege los valores y prácticas sociales, culturales, religiosas y espirituales propios de dichos pueblos. En su artículo 13, establece que “al aplicar las disposiciones de esta parte del Convenio, los gobiernos deberán respetar la importancia especial que para las culturas y valores espirituales de los pueblos interesados reviste su relación con las tierras o territorios, o con ambos, según los casos, que ocupan o utilizan de alguna otra manera, y en particular los aspectos colectivos de esa relación”.

7. Hacemos un llamado de solidaridad a los pueblos hermanos y organizaciones defensoras de los derechos humanos, ambientales y sociales, para que acompañen y apoyen la defensa por el nevado ZIZUMA, por la vida y pervivencia de los pueblos ancestrales. A los órganos de control y vigilancia a acompañar el proceso de concertación y diálogo para la protección y conservación del Nevado el Cocuy – ZIZUMA.

ASOCIACIÓN DE AUTORIDADES TRADICIONALES Y CABILDOS U ́WAS ASOU ́WA – PRESENTE POR LA PERVIVENCIA DE LOS PUEBLOS

Bahía Portete: de masacre a Parque Natural

Fuente: Parques Naturales de Colombia.

Bahia Portete 2014

Infografia Bahia Portete

NUEVO PARQUE NACIONAL NATURAL DE COLOMBIA
• Son más de 14 mil hectáreas de área marina costera, en inmediaciones del segundo resguardo indígena más grande de la Nación.

• Praderas marinas, formaciones coralinas, manglares, playas y litoral rocoso son algunos de los ecosistemas que se encuentran en la nueva zona protegida del país.

Bahía Portete, 20 de diciembre de 2014. Con la Bendición del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, se declaró este sábado una nueva área natural protegida para Colombia, se trata del Parque Nacional Natural Bahía Portete Kaurrele.

“La biodiversidad es a Colombia como el petróleo es para los árabes, por eso nuestra prioridad es su conservación. Cada vez que hacemos una nueva declaratoria de Parque Nacional Natural, sabemos que es la mejor forma de conservar nuestra riqueza natural”, aseguró el Presidente Santos.

Para el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, “esta declaratoria se convierte en un gran logro del Gobierno y en un avance de la política nacional ambiental para la protección de los ecosistemas marinos y costeros“.

Ubicado en el costado norte del departamento de la Guajira, Caribe continental colombiano, entre el cabo de la Vela y Punta Gallinas. Cubre una superficie de 125 km2 alcanzando 13 km de diámetro y se comunica con el mar abierto por una boca de dos kilómetros de ancho.

La bahía cuenta con nueve metros de profundidad, con un mínimo de tres y un máximo de 20 metros, con condiciones marinas de salinidad alta.

Manglares, corales, aves, langostas, camarones, gran variedad de moluscos, almejas, caracoles, ostras, peces como el mero, róbalo, pargo, lisa, lebranche, sierra, sardina, reptiles, tortugas, erizos, armadillos, murciélagos, zorros, zainos entre otros, son algunas de las especies de la rica biodiversidad de esta región, que quedaron protegidas con la declaratoria de este nuevo parque natural.

El Sistema de Parques Nacionales Naturales, aumenta la superficie de áreas protegidas a 14.268.223 hectáreas, de las cuales 1.393.830 corresponden a zona marina costera (1.4% del país), y 12.874.393 son territorio continental (11,2% del país).

De las 59 áreas protegidas del sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, 48 son continentales y 11 marino costeras.

Con esta declaratoria el País cumple con compromisos adquiridos en el marco del Convenio de Diversidad Biológica, que prevé conservar para el 2020, al menos, el 17% de las zonas terrestres y el 12% de las zonas marinas y costeras.

Bahía Portete alberga ecosistemas muy importantes como fondos sedimentarios, praderas de pastos marinos, formaciones coralinas, manglares, playas y litoral rocoso.

“En el Parque Nacional Natural Bahía Portete están presentes ecosistemas marinos y costeros estratégicos para la supervivencia y desarrollo de las diferentes fases del ciclo de vida de muchas especies que están en la Bahía”, afirmó Julia Miranda Londoño, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Territorio Wayuu

El proceso de declaratoria del Parque Bahía Portete como área protegida del Sistema de Parques Nacionales, contó desde el 2012 con una etapa de consulta previa para cada una de las comunidades indígenas Wayuu que están a su alrededor.

Estas comunidades indígenas pertenecen al resguardo de la Media y Alta Guajira Wayuu, con quienes se logró consolidar espacios de acuerdo, frente al manejo y planeación del área protegida para la protección de los ecosistemas marinos costeros que allí se encuentran.

Los Wayuu consideran que Bahía Portete es la continuación de su territorio y el uso de los recursos naturales en la Bahía está asociado a la medicina y al tratamiento espiritual.

“La creación de esta nueva área respeta los usos ancestrales y prácticas tradicionales de las comunidades Wayuu, que hacen uso regular y permanente de la Bahía de Portete, bajo los criterios de sostenibilidad y responsabilidad”, preciso Julia Miranda Londoño.
Objetivos de conservación del Parque
• Conservar los ecosistemas de formaciones coralinas, praderas de fanerógamas, el litoral rocoso, las playas arenosas y manglares, como contribución al mantenimiento de la diversidad biológica y los procesos ecológicos esenciales de Bahía Portete.

• Asegurar el mantenimiento de los hábitats de alimentación, refugio y reproducción de tortugas marinas, cocodrilos y aves acuáticas (migratorias y residentes).

• Generar servicios ecosistémicos que brindan los ecosistemas marinos y costeros y sus especies asociadas, favoreciendo la productividad pesquera de la Alta Guajira a través de la protección de espacios de incubación y crianza de juveniles de especies hidrobiológicas.

• Garantizar las condiciones biofísicas necesarias para el desarrollo de prácticas tradicionales asociadas a la cultura del Pueblo Wayuu en Bahía Portete.

 

Barbas Bremen y sus corredores sembrados por ciudadanos corren peligro.

SalvemosBarbasBremen

Puede descargar la licencia ambiental sobre el tendido eléctrico en este ENLACE.

Recomendado el artículo sobre #BarbasBremen en la Silla Vacía, veálo en este ENLACE.

La Empresa de Energía de Bogotá inició las acciones pertinentes para realizar el proyecto: “UPME 02-2009 Subestación Armenia a 230 Kv y Líneas de Transmisión Asociadas”, que consiste en potenciar la producción de energía de la subestación eléctrica de Armenia. Para eso es necesario tender una red de cables de alto voltaje con sus respectivas torres entre Armenia, Pereira y Santa Rosa de Cabal.

Dentro del área de intervención del proyecto están ubicados los parques naturales Bosque Bremen y las Marcadas, entre otros ecosistemas, que tienen una alta importancia ambiental. El Barbas-Bremen es un rico ecosistema que alberga monos aulladores, pequeños y medianos mamíferos, especies forestales en peligro de extinción como el comino crespo; aves amenazadas como la pava caucana (penelope perspicax) y otras aves migratorias que hacen su parada para alimentarse y reposar de un largo viaje. Es uno de los pulmones que renueva el aire que respiramos en el centro occidente del país y reservorio hídrico que compromete las quebradas Cestillales, Boquí, el Manzano y los mismos ríos Quindío, Barbas, Roble y Consota que nutren de agua más de 15 veredas locales. Adicionalmente, estos bosques albergan la Ranita de Cristal (la de la moneda de 500 pesos), especie endémica de los bosque de América del sur, a la cual se le podría afectar su habita natural.

Foto Barbas Bremen 2014

También estos bosques son patrimonio cultural de la humanidad, pues hacen parte de la declaratoria de la UNESCO como paisaje cultural cafetero, por lo cual merecen protección, en especial frente a la instalación de torres eléctricas y cables en la mitad del dicho paisaje.

El ANLA aprobó la licencia ambiental del proyecto tal como lo presentó la Empresa de Energía de Bogotá, sin tener en cuenta las diferentes alternativas de cableado que se pueden realizar sin tener que pasar por la mitad de estos importantes ecosistemas. La comunidad en Pereira, Dosquebradas, Filandia y Circasia ha estado en la socialización del proyecto y a pesar de haber expuesto los riesgos ambientales del proyecto y las diversas alternativas que se tienen no han sido escuchadas.

Atención: Proyecto de protocolo para crear o ampliar áreas protegidas.

Con información del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Proyecto Ruta declaratoria 2014

Puedes descargar  en este ENLACE la propuesta de Ruta declaratoria de nuevas áreas y ampliación de áreas del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Entre otras, vale la pena preguntarse ante este nuevo proyecto de protocolo de creación y amplicación de áreas protegidas: ¿Cómo se garantizará la participación efectiva de la sociedad civil ante la creación de nuevas áreas protegidas?, ¿Cómo se garantizará la protección de los ecosistemas y la biodiversidad ante posibles sustracciones?, ¿Cómo se garantizará el derecho a la consulta previa de los grupos étnicos?, ¿Qué pasará cuando entren en tensión proyectos mineros con áreas protegidas?

 

Escasez de agua, uno de los riesgos del extractivismo.

Fuente: Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia.

extractivismo y falta de agua 2

Bogotá D. C., jul. 24 de 2014 – Agencia de Noticias UN – Según el geólogo de la UN, Julio Fierro, desde 2011 se registra un aumento significativo de sismos en regiones de exploración petrolera en la Orinoquia, actividad que podría afectar los acuíferos profundos.

Fue hasta la década de los ochenta, con el descubrimiento del campo de Caño Limón, cuando se abrió la posibilidad de explotar grandes yacimientos en la Orinoquia. En los noventa, se especuló la existencia de enormes depósitos en el piedemonte casanareño, pero el carácter extremadamente complejo de la geología y el poco conocimiento del subsuelo, que aún persiste, aterrizaron a una realidad de campos pequeños, pero productivos.

Estos incluían crudos livianos y pesados, tanto en la llanura baja inundable como en la altillanura. En años recientes, el modelo de desarrollo se volcó a un extractivismo con una meta irresponsable de un millón de barriles diarios, la mayor parte de ellos para la exportación.

La exploración petrolera incluye dos actividades principales: la prospección sísmica y los pozos exploratorios. La primera involucra una fuerte intervención territorial, con impactos documentados de inestabilidad de terrenos, en particular, cuando se realiza para obtener modelos tridimensionales (3D). Además, los campesinos reportan problemas en aljibes y pozos.

El sector petrolero niega esas consecuencias, pero es posible que las discordancias con las comunidades sean un problema de grandes magnitudes. Los estudios ambientales se hacen a escalas de 1:25.000 (1 cm en el mapa expresa 250 m de la realidad); no obstante, recientes ajustes de los requerimientos técnicos, como los solicitados en campos del municipio de Monterrey (Casanare), mencionan que los estudios hidrogeológicos deben realizarse previamente con el fin de caracterizar el nivel freático regional (reservas de agua subterránea).

Sin embargo, lo que les preocupa a las comunidades es el nivel freático local. Una inclinación de un metro es suficiente para generar consecuencias indeseadas e imprevisibles como la desaparición de manantiales, el secamiento de aljibes y, en situaciones críticas, colapsos ecosistémicos, cuando en épocas secas el nivel de las aguas subterráneas no permite alimentar esteros, caños o ríos.

Sin una base técnica, es poco entendible que los voceros gremiales y algunos académicos argumenten la inocuidad de la exploración sísmica.

En cuanto a las perforaciones exploratorias, cabe citar como ejemplo los problemas relacionados con el pozo Magallanes 1, adyacente a la reserva forestal donde está el resguardo u’wa.

Allí existen serios indicios de irregularidades, como permisos sin información completa adjunta para la toma de decisiones, máxime, cuando en el expediente no se informa sobre la entrega de los complementos que se requirieron.

Foto julio fierro 2014

Falta de información

En cuanto al proceso de licenciamiento ambiental, posterior a la sustracción, los estudios y las decisiones de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) faltan al principio de precaución y prevención.

Los componentes geológico, hidrogeológico, geotécnico y cultural son deficientes y omisivos, puesto que las escalas de trabajo no son adecuadas y no se estudian aspectos clave como la hidrogeología y el contexto cultural. Lo anterior va en contravía de los compromisos internacionales suscritos por el país y de las disposiciones de la Corte Constitucional para la protección de pueblos indígenas.

El geólogo Édgar Roa ha detectado una correlación entre la implementación de la tecnología de extracción petrolera denominada STAR (patentada en Colombia por Pacific Rubiales), que se encuentra en ensayo, y la ocurrencia de sismos someros.

Dicha tecnología consiste en “quemar” el subsuelo con el fin de hacer más fluidos los crudos pesados que se encuentran en el yacimiento, correspondiente a los bloques Quifa, Rubiales y Pirirí, en Puerto Gaitán (Meta).

Antes del 2007, se presentaron cinco sismos, pero desde 2011 hasta la fecha, se han registrado cerca de 300, de origen no establecido, posterior al inicio de STAR. Esto corresponde al 98,3% de la sismicidad total detectada desde 1997.

Además de la sincronía entre los eventos sísmicos y las pruebas de explotación de hidrocarburos pesados, se encuentra una aparente anomalía en lo referente a la profundidad: menos de 30 kilómetros. Esto los clasifica como sismos someros, situación que no coincide con el modelo tectónico aceptado para la zona de estudio. Al respecto, no existe aclaración satisfactoria de Ecopetrol ni de Pacific Rubiales sobre esa asociación.

En los Estados Unidos, las nuevas tecnologías de explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales han reconfigurado la geopolítica energética. Las investigaciones científicas, que incluyen reportes desde el propio sector, demuestran que existen miles de pozos petroleros con fugas, debido a las fallas en la cementación (leaking wells).

Esta situación advierte sobre la contaminación de acuíferos que pone en riesgo el suministro de aguas para las generaciones futuras. El hecho de que en la actualidad no sea común la explotación de aguas subterráneas en pozos de profundidades mayores a 1.000 metros, no obsta que en próximas décadas los escenarios de escasez lleven a la humanidad a buscar el agua donde se encuentre.

Normatividad LAXA 

La minería también se constituye en una problemática para zonas de vertiente y a lo largo de ciertos ríos como el Guayuriba. Las rocas antiguas que constituyen las partes altas de las cuencas de la región del Meta tienen potencialidades en metálicos y minerales radioactivos.

El problema es que se encuentran en áreas inestables, susceptibles a deslizamientos, procesos de erosión (relacionadas de manera directa con la deforestación inducida para ganadería extensiva sobre las altas pendientes) y sismos como el ocurrido en 1917 en Villavicencio.

La gran potencialidad del piedemonte llanero es la biodiversidad y la regulación hídrica, ambas, susceptibles a la afectación por minería, actividad que libera elementos tóxicos contenidos en las rocas, que, a su vez, deterioran la calidad de las aguas, los suelos y el principal patrimonio natural de la región: el paisaje.

En las zonas planas, es inaceptable que los ríos sean titulados para minería a lo largo de su recorrido. La normativa minera y ambiental es laxa en lo referente a estos ecosistemas, aunque la documentación científica ya demostró que remover lechos y trasladar las riberas puede llevar a colapsos ecosistémicos.

Cuando se observa la Orinoquia llana en exploración o en explotación de hidrocarburos y las vertientes con solicitudes mineras para elementos tan peligrosos como el uranio, puede verse que no estamos aprendiendo las lecciones que nos dio la naturaleza en el Casanare.

Tenemos la oportunidad de reflexionar sobre qué queremos de la Orinoquia y palabras como paisaje, biodiversidad y agua son vitales para indagar sobre las singularidades de la región.

Parque Nacional Natural Las Orquídeas: 38 años.

Fuente: Parques Naturales de Colombia.

Pendon Parque Nacional  las Orquideas 2014

El Parque Nacional Natural Las Orquídeas fue creado en 1974. Único Parque Natural con jurisdicción completa en Antioquia. Dentro de sus 32.000 has se destacan los ecosistemas de selva húmeda tropical, bosque andino, bosque subandino, y páramo; entre los 300 y 3.450 msnm.

Ministerio de Ambiente de Colombia anuncia delimitación del páramo Santurbán, pero sin detallar todos los alcances de la medida.

Fuente: Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente.

Encabezado comunicado de prensa

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA 7 de abril de 2014

Contactos de prensa:

Carla García Zendejas, CIEL, +1 (202) 374-2550, cgarcia@ciel.org

Carlos Lozano Acosta, AIDA, (57) 300 56 40 282, clozano@aida-americas.org

Jennifer Moore, MiningWatch Canadá, +1 (613) 569 – 3439, jen@miningwatch.ca

Kristen Genovese, SOMO,  + 31 65 277 3272, K.Genovese@somo.nl

Miguel Ramos, Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán, (57) 311 880 63 50,  abogado.mr@gmail.com

Ministerio de Ambiente de Colombia anuncia delimitación del páramo Santurbán, pero sin detallar todos los alcances de la medida

Estando en juego la provisión de agua de millones de personas, urge que la entidad haga públicos los detalles de la delimitación y asegure que en el ecosistema no permanecerán operaciones mineras a gran escala

Bogotá, Colombia. El Ministerio de Ambiente anunció haber decidido ya la delimitación del páramo de Santurbán, del cual depende la provisión de agua para millones de personas en el país. Al marge de algunos aspectos dados a conocer sólo a medios de comunicación, la entidad gubernamental no ha hecho públicos todos los detalles de la medida, entre ellos su extensión real, las coordenadas exactas, las operaciones mineras que permanecerán dentro del ecosistema y las que quedarán fuera.

El Ministerio se limitó a informar que el área protegida fue ampliada de 11 mil a 42 mil hectáreas en el departamento de Santander. Sin embargo, según el Atlas de Páramos elaborado por el Instituto Humboldt, ese ecosistema abarca al menos 82 mil hectáreas y se extiende hasta el departamento de Norte de Santander.

“No se sabe si el área delimitada cubre la superficie total del páramo, es decir, si abarca ese ecosistema en los dos departamentos; se desconocen sus coordenadas, los títulos mineros que se verían afectados y aquellos que podrían continuar siendo explotados. Tampoco sabemos si existe un borrador escrito de la decisión oficial. Esto parece incompatible con el derecho a acceder a información veraz e imparcial amparado por la Constitución colombiana”, sostuvo Carlos Lozano Acosta, de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA).

Santurbán abastece de agua a casi dos millones de personas, principalmente en las poblaciones de Bucaramanga y Cúcuta. Además, como otros páramos, alberga diversidad de flora y fauna y, al capturar el carbono de la atmósfera, ayuda a mitigar los efectos del cambio climático. Conforme a la ley, su delimitación debe definir oficialmente y con claridad el territorio que ocupa para evitar que actividades nocivas como la minería a gran escala lo dañen irreversiblemente.

Según el Ministerio, en Santurbán permanecerán aquellas empresas con título minero y licencia ambiental. La entidad señaló que la delimitación afectará sólo a 10 de 29 títulos mineros en la zona, entre ellos los de la empresa canadiense Eco Oro, pero no brindó mayores detalles al respecto. No es posible saber con precisión el alcance de la delimitación en cuanto a la continuidad de la minería en esta “fábrica de agua” sin conocer las coordenadas exactas de la misma.

Eco Oro amenazó con recurrir a instancias legales para demandar al Estado colombiano si la decisión final afecta su inversión, presuntamente, con fundamento en el Acuerdo de Libre Comercio con Canadá. “Los colombianos no deben pagar a una empresa por haber invertido donde no debería y mucho menos si amenaza sus aguas. La legislación colombiana prohíbe la minería en páramos. Exigimos a Eco Oro que respete el derecho al agua de la población colombiana en lugar de proferir amenazas legales para proteger su inversión”, sostuvo Jennifer Moore, de MiningWatch.

“Eco Oro no solamente viola el derecho colombiano en relación con la minería en páramos. El proyecto no es consistente con los estándares sociales y ambientales de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), la institución que lo financia. Creemos que la investigación en curso ante la instancia independiente de reclamaciones de la IFC confirmará nuestro análisis”, aseveró por su parte Kristen Genovese, del Center for Research on Multinational Corporations (SOMO).

Según el Ministerio, la delimitación no será adoptada inmediatamente y su aplicación todavía no tiene fecha. “La participación de la ciudadanía durante el proceso de delimitación no ha sido apropiado; no sabemos, por ejemplo, si el Ministerio implementó con rigor los estudios técnicos provistos por el Instituto Humboldt. Tampoco se sabe mucho sobre la metodología de la socialización”, dijo Miguel Ramos, del Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán.

“No se conoce cuál será el manejo para la protección de los ecosistemas de bosque alto y medio andino o bosques de niebla, localizados entre los 2,200 y 2,600 metros. Estos son vitales para la interacción ecosistémica y la regulación hídrica. Precisamente, allí se encuentra instalada la empresa Aux Gold, que pretende realizar minería subterránea con una estrategia similar a la que quiere desarrollar la Eco Oro”, resaltaron líderes del Comité.

A la fecha, más de 19 mil personas han firmado la petición para que el Gobierno colombiano proteja el agua de Santurbán con base en criterios científicos. El gobierno recibió 16 mil de esas firmas en noviembre de 2013. Organizaciones y ambientalistas también le solicitaron definir adecuadamente las fronteras del páramo.

La delimitación de Santurbán marcará el camino para similar tarea en el resto de los páramos del país. Colombia posee la mitad de los páramos del mundo y de ellos depende la provisión de agua para el 85% de su población. En ese sentido, la decisión al respecto debe tomar como referente mínimo el área prevista en el Atlas de Páramos del Instituto Humboldt y en todo caso, los estudios técnicos a escala 1:25:000 de esa entidad.

“Si se delimita adecuadamente el páramo de Santurbán, se creará un precedente importante para la protección de todos los páramos. Esto marcaría el camino, dando un paso más hacia el respeto del derecho al agua de los colombianos”, afirmó Carla García Zendejas, del Centro para el Derecho Ambiental Internacional (CIEL).

AIDA, CIEL, el Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán, MiningWatch Canadá y SOMO —como organizaciones aliadas— piden a Eco Oro abstenerse de usar amenazas legales para influenciar previamente la delimitación de Santurbán y al Gobierno de Colombia ofrecer información completa, veraz e imparcial sobre el proceso y sobre la decisión final del mismo. 

Nota de prensa en PDF.

Ampliados los plazos para compra de PINES e inscripciones a la convocatoria 317 de 2013 Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Fuente: Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Ampliada Convocatoria parques 2014

La Comisión Nacional del Servicio Civil Informa.
Venta de PINES del 10 de marzo hasta el 7 de abril de 2014.
Inscripciones del 10 de marzo hasta el 9 de abril de 2014.
Para inscribirte ingresa a http://gestion.cnsc.gov.co/Insc_Pques/