Comunicado Público de la comunidad El Hatillo y las organizaciones comunitarias y sociales de la vereda

Comunicado Público de la comunidad El Hatillo y las organizaciones comunitarias y sociales de la vereda. Enero 17 de 2017

Hoy se cumplen las 9 noches desde el asesinato de nuestro amigo, esposo, padre de 3 niños, hermano, cuñado, primo, hijo, nieto y líder social en nuestra comunidad; presidente de la Asociación de Apicultores del Cesar – ASOGRACE y trabajador minero sindicalizado ALDEMAR PARRA GARCÍA. Hoy Aldemar nos recuerda la solidaridad entre los mismos Hatillanos y allegados, nos hace pensar en nuestros niños y jóvenes que han acompañado estas noches de rezo y de duelo a puerta abierta.

Agradecemos a las organizaciones comunitarias, al sindicato, a los movimientos sociales, ONGs y amigos, por la solidaridad mostrada en este difícil momento a través del estar pendiente, mandar mensajes de apoyo y solidaridad, enviar cartas a las autoridades, emitir comunicados públicos y demás acciones con las que nos rodean.

A los medios de comunicación les agradecemos, pero también les pedimos reportajes cada vez más objetivos producto de mayor  investigación periodística, reportaje objetivo y manejo de la información responsablemente. En el caso de la noticia de Maro, se presentó información confusa o equivocada sobre los fatales hechos ocurridos al igual que sobre el difícil proceso de reasentamiento involuntario que enfrentamos y la difícil situación de seguridad en la vereda mezclando todo.

Desde finales de 2010 la comunidad El Hatillo, junto con Boquerón y Plan Bonito, entramos en procesos de reasentamiento involuntario, por contaminación ambiental a cargo de tres empresas multinacionales mineras. Teniendo en cuenta que es la primera vez que se ordena un desplazamiento como estos en Colombia desde la Autoridad Ambiental Nacional – el entonces Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Sostenible MAVDS, para principios de 2012 con el segundo operador del proceso, se instalaron las primeras mesas de diálogo y concertación entre las empresas mineras, un operador, una interventoría, la institucionalidad intermitente y más bien ausente y la comunidad de El Hatillo a través de nuestros representantes  con el objetivo de acordar el Plan de Acción de Reasentamiento para la comunidad.

Los líderes representantes de la comunidad ante el Comité de Concertación en el proceso de reasentamiento estamos amenazados y en riesgo. Lo empezamos a advertir hace ya muchos meses. La comunidad entera está en riesgo. En el caserío hay presencia, rondas y vigilancia de hombres desconocidos armados, motorizados y encascados– actores armados irregulares, bandas criminales y mucha conflictividad social en medio de la zona minera del centro del Cesar donde aún hay grandes cultivos de palma aceitera y grandes extensiones ganaderas. Hemos recibido amenazas a través de panfletos, llamadas y mensajes de texto. Estos hechos han sido informados y visibilizados por el Sistema de Alertas Tempranas SAT de la Defensoría del Pueblo y otros organismos para que se tomen medidas. El 1  de diciembre del 2016 el Ministerio del Interior emitió una alerta temprana para la comunidad de El Hatillo y otras comunidades en el Cesar. El 7 de enero unos hombres motorizados y encascados mataron  a ALDEMAR PARRA GARCÍA en la vía de El Hatillo a La Loma a plena luz del día a pesar. Nadie vió. La policía al parecer tampoco oyó nuestras las llamadas alertando sobre la presencia de estos hombres en la vereda desde hace unos meses y sobre todo el día anterior. Las autoridades encargadas de garantizar nuestra seguridad debían actuar.

Hoy exigimos a las autoridades competentes y responsables que se investigue y que este crimen no quede impune.

Exigimos que se investigue y esclarezcan todos los casos de asesinato, amenaza y criminalización de campesinos, líderes sociales, defensores del agua, del aire, de la tierra y de los derechos humanos en el Cesar y en el país.

Necesitamos que el Estado Colombiano garantice la vida y la seguridad de las familias de El Hatillo y las familias de las muchas comunidades en procesos sociales  en contextos y escenarios de riesgo donde se implementan grandes proyectos del Desarrollo que impulsa el gobierno nacional.

Exigimos al Estado Colombiano se nos garantice la vida e integridad física a cada uno de los miembros de  la comunidad de El Hatillo.

Le insistimos a las empresas mineras, operadores, interventores, autoridades y demás actores el manejo y comunicación responsable de información relacionada con el proceso de reasentamiento involuntario así como de las investigaciones por la situación de seguridad en el Hatillo. Hace tiempo identificamos que la mala información, el rumor y la falta de transparencia en las acciones aumentan los riesgos de seguridad de todos los representantes comunitarios y todas las familias de la comunidad. 

A los actores armados les pedimos que no nos maten. No entendemos porque nos quieren matar a las personas, líderes y familias de El Hatillo.

Comunidad El Hatillo, enero 18 de 2017

Comité de Concertación
Comité de Transición
Asograce
Junta de Acción Comunal
ASOCAPROHA
COOMULTRAHA
ASOPROLAHT
ASOPROAGROHA

comunicado-publico-el-hatillo-vf-ene17

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s