Glencore, uno de los vagones de la locomotora de demandas que enfrentará el Estado

Fuente: PAS (Pensamiento y Acción Social).

pas

Pensamiento y Acción Social | Glencore, un caso para analizar

Glencore es una multinacional que hasta hace apenas unos meses comenzó a ganar notoriedad en los medios de comunicación en Colombia.  A pesar de estar hace más de 20 años en el país y ser una de las más grandes productoras y comercializadoras de carbón, petróleo, cereales y otros 87 commodities en el mundo; casi nada se había hablado de esta empresa en Colombia. Poco se conocía del Grupo Prodeco, su filial en Colombia, con el cual controla las minas de carbón de Calenturitas y La Jagua en el centro del Cesar y con el cual participa en un 33% en la mina de carbón del Cerrejón en la Guajira, la más grande del país.  Sin embargo, esa discreción con la que esta empresa radicada en Zug, Suiza, había manejado sus operaciones se ha venido desvaneciendo con el cubrimiento mediático de las recientes investigaciones penales, denuncias de corrupción y sanciones económicas que enfrenta la empresa.  Ese nombre que antes se paseaba indiferente ante la opinión pública hoy está en el centro de serios cuestionamientos.  Las denuncias van desde la evasión en el pago de millonarias regalías y de maniobras para evitar el pago de impuestos, hasta financiación a unidades militares envueltas en falsos positivos e incumplimientos en el reasentamiento de comunidades desplazadas por la contaminación de la empresa.  Pero quizás lo que más ha sorprendido de este salto de Glencore a la escena nacional, es su decisión de demandar al Estado colombiano por imponerle una multa en el 2015 debido al incumplimiento en el pago de regalías.  La demanda supone el primer litigio internacional de Colombia bajo el tratado entre Suiza y Colombia de protección a la inversión, pero más allá de esto, es un caso que invita a repensar las operaciones corporativas multinacionales en el país, examinar sus actores y reflexionar sobre los desafíos que enfrenta Colombia en este tema.

(…) Vea la nota completa en la página de PAS en este ENLACE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s