Octubre 11: #Globalfrackdown día internacional de acción por la prohibición de la fractura hidráulica o fracking.

Fuente: Global frackdown.

NoAlFracking

 

Sobre el Global Frackdown

El Global Frackdown es el día internacional de acción por la prohibición de la fractura hidráulica o fracking, iniciado por Food & Water Watch. El fracking es una técnica de alto riesgo que usa millones de litros de agua, arena y productos químicos para romper la roca de pizarra que se encuentra a grandes profundidades y liberar así depósitos de gas y petróleo previamente inaccesibles. La industria petrolera y del gas ha dedicado millones de dólares a cuidadas campañas de propaganda y lobby al más alto nivel para conseguir extraer combustibles fósiles de nuestras comunidades con la mínima supervisión de los gobiernos, destruyendo nuestros recursos hídricos, contaminando el aire, dañando nuestra salud y nuestras comunidades y agravando el cambio climático.

Mientras la industria se esfuerza en proteger sus beneficios y acallar la demanda global de combustibles limpios y renovables, se está desarrollando un enorme movimiento en todo el mundo para proteger nuestros recursos del fracking.

El primer Global Fackdown en septiembre de 2012 reunió más de 200 acciones locales en más de 20 países para luchar contra el fracking. El segundo Global Frackdown en octubre de 2013 fue incluso mayor, con más de 250 ciudades en 30 países, abarcando seis continentes. Y el movimiento sigue creciendo.

Juntos hemos conseguido:

  • Aprobar más de 400  medidas contra el fracking, la inyección de aguas residuales y la minería de arena para la inyección en comunidades de EE.UU.
  • Aprobar una moratoria sobre el fracking en la Cuenca del río Delaware (DRBC).
  • Aprobar medidas que prohíben, prohíben defacto o plantean una moratoria sobre el fracking en Longmont, Boulder, Fort Collins, Broomfield y Lafayette en Colorado, y en Mansfield, Oberlin, Broadview Heights y Yellow Springs en Ohio.
  • Aprobar una moratoria indefinida sobre el fracking en Vermont.
  • Mantener a Nueva York, Carolina del Norte y Maryland libres de fracking.
  • Lanzar una coalición nacional en EEUU, Americans Against Fracking, para conseguir la prohibición del fracking, y coaliciones fuertes a nivel estatal en Nueva York, California, Colorado, Oregón, Ohio y Maryland.
  • Mantener la prohibición del fracking en Bulgaria y Francia, a pesar de la constante presión de la industria.
  • Impulsar moratorias en diversas regiones de Europa.
  • Retrasar los planes de Chevron para perforar gas de esquisto en el este de Rumanía y conseguir el reconocimiento judicial del derecho de las autoridades locales a prohibir el fracking.
  • Mantener una moratoria sobre el fracking en Países Bajos hasta 2015.
  • Retrasar aún más la exploración en Alemania al exigir a los gobiernos federal y regional que emprendan una evaluación de riesgos exhaustiva, manteniendo la moratoria de facto en Alemania.
  • Presionar al Ministro Checo de Medio Ambiente para rechazar una solicitud de perforación de gas de esquisto.
  • Convencer a cinco regiones españolas (Navarra, Cantabria, La Rioja, Andalucía y Cataluña) para prohibir el fracking.
  • Convencer a las autoridades de Leitrim, en Irlanda, para prohibir el fracking.
  • Bloquear varios lugares de perforación de gas de esquisto en el Reino Unido.
  • Organizarnos para oponernos al fracking en comunidades de Argentina, Tunez, Argelia, Marruecos y Egipto.
  • Promover la introducción de nuevas leyes para evaluar los impactos del gas no convencional en Australia.
  • Retrasar el fracking en Sudáfrica.
  • Conseguir que el Parlamento Europeo reconozca el derecho de las comunidades locales a ser consultadas sobre fracking en su zona.

El Global Frackdown unirá a ciudadanos preocupados de todo el mundo en un día de acción el 11 de octubre de 2014, para enviar a los representantes políticos de nuestras comunidades y del mundo entero un mensaje de que queremos un futuro impulsado por energías limpias y renovables, no por combustibles fósiles sucios y contaminantes. El camino hacia un futuro de energías renovables no será impulsado expandiendo de forma agresiva tecnologías extremas para extraer petróleo y gas. La comunidad científica que estudia el cambio climático advierte que la extracción continua y la quema de combustibles fósiles nos llevan a un escenario climático catastrófico

A medida que la industria del petróleo y el gas intensifica su ofensiva de propaganda, es fundamental que nuestros representantes políticos escuchen la verdad de parte de sus electores. El fracking es una tecnología inherentemente peligrosa y no puede realizarse de forma segura. Ha llegado el momento de destapar el ansia de beneficios de la industria del petróleo y el gas a costa de nuestras comunidades y nuestro medio ambiente. Es el momento de exigir responsabilidades a nuestros representantes políticos. Es el momento de otro Global Frackdown.

Los participantes en el Global Frackdown organizarán acciones en su zona para exigir a los responsables políticos que se opongan al fracking, unidos entorno a una misión común, pidiendo la prohibición del fracking y una apuesta por un futuro de energía limpia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s